Publicidad

Pidió una galletita de agua con jamón y queso en un conocido bar y el precio lo indignó

Un usuario compartió en su cuenta de Twitter una foto del plato que le presentaron, y comentó que el mozo no le quiso dar el ticket o la cuenta de lo consumido cuando le cobró.

Galleta al agua con jamón y queso. Foto: @germanfermo
Galleta al agua con jamón y queso. Foto: @germanfermo

Le sorprendió tanto el plato servido como la cuenta final. Un cliente acudió a un bar histórico de la ciudad de Buenos Aires y pidió algo sencillo para quitarse el hambre, pero cuando le sirvieron el plato se llevó una decepción. Ese no fue el final de la sorpresa, además, le cobraron una cantidad que no coincidía con sus expectativas. El hombre hizo su descargo en Twitter y se volvió viral.

“Pedí una traviata de mierda, que es una criollita con una feta de jamón y queso”, expresó Germán en su cuenta de la red social, que tiene bajo el usuario @germanfermo. El hombre acudió a un bar histórico, La Biela, que se ubica en el barrio porteño de Recoleta. Pero se llevó una decepción tanto por la comida como por el ticket de la cuenta.

Tuit viral sobre galletita.

“Me la cobraron a 1.100 pesos (argentinos, unos 280 uruguayos al cambio oficial). Me estoy puteando con el mozo, que encima no me trae la factura”, relató, junto a una imagen de unas galletitas de agua en un plato, que envuelven dos fetas de jamón y otras dos de queso. La publicación se volvió viral y ya acumuló más de 10.000 me gustas.

Los usuarios de la red social no perdieron la oportunidad de comentar la publicación y fueron dispares en sus opiniones. “Con mayonesa tendría recargo”, señaló uno. Otros cuestionaron que el cliente no revisara los precios de la carta antes de hacer su pedido, aunque también apuntaron contra el restaurante: “Qué poca vergüenza cobrar eso, que es lo que cuestan cinco paquetitos de galletas, medio kilo de jamón y 1/4 de queso. Un robo”.

“Es una tremenda falta del respeto y un insulto hacia el cliente. Nunca visto”, señaló un tuitero. “Yo no lo pagaría. No hay noción de precios relativos, pero dos galletitas con jamón y queso a 1.100 pesos es un abuso total. El tema es que, si lo tienen publicado en el menú a ese precio y lo pediste...”, destacó otra. “Son lugares trampa para turistas extranjeros”, advirtió un tercero.

LA NACIÓN (GDA)