Publicidad

Solange Lemos: la figura de un clásico que casi no juega y que combina el fútbol con la ingeniería

La mediocampista de 20 años disfruta de la cancha, mientras que sigue estudiando en busca de alcanzar su objetivo personal.

Solange Lemos celebra el gol anotado en el clásico femenino entre Nacional y Peñarol.
Solange Lemos celebra el gol anotado en el clásico femenino entre Nacional y Peñarol.
Foto: @AUFFemenino.

Desde muy chica Solange Lemos mostró su pasión por el deporte, pero específicamente por el fútbol. Su padre, por el miedo a que le pegaran y la lastimaran, no estaba muy convencido de que jugara al baby fútbol con varones, pero a sus siete años accedió.

“Hay tremenda diferencia hasta el día de hoy al momento de jugar al baby con varones que hacerlo con niñas, así como también es diferente el fútbol 7 que el fútbol 11 porque son distintas reglas, pero siempre vas buscando la forma de aprender”, afirma.

De ahí en más Lemos, de apenas 20 años, hizo un largo recorrido dentro de la cancha que comenzó en el baby fútbol de San Carlos, ciudad en la que nació, y que le permitió vestir la camiseta de la selección femenina de Maldonado.

Sus buenos rendimientos se iban sumando y le llegó la oportunidad de defender a Canadian, Atenas de San Carlos y luego a Nacional, club en el que fue figura el último fin de semana en el clásico ante Peñarol por la séptima fecha del Torneo Clausura.

Lo cierto es que Lemos llegó el año pasado al plantel tricolor para jugar en Sub 19, pero rápidamente Diego Testas la citó a jugar en Primera División, al punto que formó parte de la lista que participó de la Copa Libertadores 2021 donde finalizó en la cuarta posición.

Solange Lemos junto a Oriana Fontán en el entrenamiento de Nacional.
Solange Lemos junto a Oriana Fontán en el entrenamiento de Nacional.
Foto: @CNdeFfemenino.

“Dice que genero muchas faltas. Que soy buena en la marca y que soy buena en el uno contra uno”, explica Lemos sobre cómo la valora su entrenador. “Me gusta jugar en el medio, organizar, estar siempre en contacto con la pelota”, agregó.

De todas maneras, uno de sus puntos más altos fue el clásico que disputó ante Peñarol el pasado sábado que tuvo la particularidad de que casi no juega por una distensión.

“Pasé una semana y media, casi dos, lesionada. No sabía si jugaba o no el partido, pero que llegue el viernes y saber que estaba en el equipo titular fue una alegría”, expresó.

Lemos fue clave en el duelo y no solo por lo hecho a lo largo de los 90’, también por haber anotado el gol que puso en ventaja a las tricolores cuando se jugaban 12 minutos de un encuentro que terminó en triunfo por 2-1.

“Además del gol, pudimos llevarnos los tres puntos que era lo que habíamos buscado y trabajado un montón. Ahora que nos quedan dos partidos y sabemos que si lo ganamos somos campeonas”, sostuvo Lemos.

Solange Lemos en el clásico femenino entre Nacional y Peñarol.
Solange Lemos en el clásico femenino entre Nacional y Peñarol.
Foto: Francisco Flores.

Es que Nacional ya ganó el Apertura, lidera la Anual con cinco puntos de diferencia sobre su escolta Peñarol, y es el puntero del Clausura sabiendo que en caso de ganar las tres tablas se coronará directamente del Campeonato Uruguayo.

Para las tricolores, el Uruguayo 2022 es una especie de revancha luego de lo ocurrido en la edición 2021 donde quedó a solo 90 minutos de la consagración ya que cayó ante Defensor Sporting en el duelo que definía al campeón. “Fue una decepción para nosotras no conseguir los tres puntos y el título. Habíamos trabajado un montón, pero pasamos por muchas bajas y lesionadas que nos costó bastante, fue un año medio caótico”, repasó Lemos.

“Me gusta jugar en el medio, organizar, estar siempre en contacto con la pelota”, afirma la mediocampista que además del fútbol tiene otra pasión: la ingeniería.

Actualmente combina el fútbol con el estudio porque además de defender a Nacional está haciendo sexto de ingeniera, pero con un objetivo a futuro: “Quiero seguir y hacer ingeniería civil”.

“Al principio me costó un montón porque al estar viajando era medio complicado hacer las clases y además en ingeniería si te perdés una clase, después no entendés nada”, expresó.

Lemos fue clave en el clásico y ahora se ilusiona con cerrar el año alcanzado el objetivo principal: el título del Campeonato Uruguayo y un lugar en la próxima Copa Libertadores.

Temas relacionados

fútbol femeninoNacional