Publicidad

¿Qué opinan los empresarios uruguayos de la economía, el dólar, la inflación y Lacalle Pou?

La consultora Exante publicó una nueva Encuesta de Expectativas Empresariales.

Acuerdo laboral
Acuerdo laboral

El 88% de más de 300 empresarios uruguayos consultados señalaron que el clima para hacer negocios en el país es “bueno” o “muy bueno”, lo que significó la mejor evaluación en una década.

Entre los mejores aspectos que hacen al clima de negocios, los empresarios destacaron la estabilidad, la seguridad jurídica y las reglas claras; mientras que señalaron que lo negativo del país tiene que ver principalmente con la elevada inflación, los costos altos, la conflictividad y la presión sindical.

Los datos corresponden a la última edición de la Encuesta de Expectativas Empresariales realizada por la consultora Exante, en la que además se constató que para el 54% de los ejecutivos uruguayos, la situación general de su empresa es mejor que la de un año atrás.

Asimismo, más del 80% indicó que la actividad de su empresa ya alcanzó o superó los niveles que tenían previo a la pandemia del covid-19 y un 38% afirmó que las ventas en lo que va de este año, están por encima de lo presupuestado, en línea con su evaluación sobre la marcha de la economía.

Sin embargo, las expectativas para el próximo año en cuanto a una mejora de la situación económica y el clima de inversiones, se moderaron y predominaron las respuestas neutras.

Desde Exante evaluaron que esto “es consistente con el hecho de que la actividad económica ya completó su recuperación tras el golpe” que implicó la pandemia del covid-19, “con el actual deterioro del marco externo. Aún así, el saldo neto de respuestas respecto a las perspectivas en ambas dimensiones es más favorable que el que había previo a la llegada de la pandemia”, señaló el informe.

En esta línea, también se constató que el balance de expectativas en relación a la evolución futura del clima de inversiones “cedió en forma significativa”, aunque sigue siendo positivo y algo superior al que registraba la encuesta previa al inicio de la pandemia.

En concreto, al ser consultados sobre cómo estará el clima de inversiones dentro de un año, mientras que en abril de este año un 56% respondió “mejor”; ese guarismo bajó al 24% en octubre de este año.

Por otra parte, la mayoría de los empresarios estimó que la economía uruguaya tendrá un crecimiento menor a 3% en 2023 y desde Exante indicaron que “el crecimiento esperado a tres o cuatro años viene revisándose ligeramente a la baja”.

Desafíos

Al ser consultados sobre los principales desafíos a los que se enfrentan sus empresas, los aspectos más señalados fueron: competencia creciente, gestión de los recursos humanos e incorporación de tecnología. “Esta evaluación es muy similar a la obtenida en la encuesta de abril y parece consistente con un entorno de economía en crecimiento. De hecho, llama la atención que casi 80% de los ejecutivos señaló que el deterioro del escenario internacional tendrá impactos poco severos sobre su negocio (porción que también fue muy alta incluso entre las empresas mayormente volcadas al mercado externo)”, evaluó Exante.

Empleo

En relación a la posibilidad de contratar nuevo personal, menos del 30% de los empresarios consultados indicaron que esperan emplear a más trabajadores en 2023. Esto implica, según Exante, que “sigue predominando una visión cauta respecto a las decisiones de contratación”.

No obstante, destacaron que el saldo neto de respuestas “aumentará” versus “disminuirá”, en referencia al empleo en la propia empresa “sigue siendo positivo y que bajó relativamente poco frente a los relevamientos previos (cuando el mercado de trabajo aún se estaba recuperando del shock” de la pandemia.

Escenario externo

En los últimos meses se ha configurado un escenario internacional más adverso. Al ser consultados respecto a qué tan preparado entienden que está Uruguay para enfrentar ese contexto, el 55% de los empresarios respondió “bien”, el 3% indicó que está “muy bien”, mientras que el 37% respondió “ni bien ni mal” y el 5% considera que está “mal”.

Dólar

Pese a la caída de la divisa norteamericana en lo que va del año (a contramano de los movimientos globales), en general las respuestas de los empresarios apuntaron a un tipo de cambio más alto para los próximos 12 meses. En este sentido, el promedio de respuestas es que esperan que el dólar esté en $ 44, con un horizonte de un año.

Inflación

En términos de suba de precios, los ejecutivos consultados “siguen aguardando que la inflación cederá y que cerrará el año que viene en torno al 8%”. Sin embargo, las expectativas para el mediano plazo se mantuvieron en torno al 7% y menos del 20% de los encuestados consideró que la inflación logrará entrar dentro del rango meta del Banco Central (BCU), en un horizonte de tres o cuatro años.

Gobierno

Por último, la aprobación de la gestión del gobierno de Lacalle Pou disminuyó frente a los relevamientos previos, pero permaneció por encima del 75%.