Publicidad

El expediente de Astesiano: Policía chequea viajes de rusos con pasaportes uruguayos

Persona con unos pasaportes. Foto: Fernando Ponzetto.
Partida de Peñarol hacia Curitiba por partido amistoso contra Atletico Paranaense, desde el Aeropuerto de CarrascoND 20170124, foto Fernando Ponzetto - Archivo El Pais, pasaportes, hombre con pasaportes en la mano
Fernando Ponzetto/Archivo El Pais

EXCUSTODIO PRESIDENCIAL

La fiscal Gabriela Fossati le solicitó a varios organismos que verifiquen miles de documentos.

El expediente del caso Alejandro Astesiano se divide en cuatro partes. Allí constan resultados de audiencias judiciales, solicitudes de información de la Fiscalía a los ministerios del Interior y Relaciones Exteriores, Corte Electoral, Registro e Identificación Civil, y un número elevado de copias de cédulas de identidad y de pasaportes uruguayos a nombres de rusos, entre otras cosas.

El expediente deja entrever que la fiscal de Flagrancia de 12° Turno, Gabriela Fossati, pretende que organismos del Estado realicen un chequeo de cada uno de los pasaportes falsos expedidos a rusos y que constaten si alguno de los beneficiarios los utilizó para fines espurios o no.

Por eso, Fossati solicitó a la Dirección Nacional de Inteligencia que realizara, junto con otras unidades especializadas de la Policía, el cotejo de los movimientos migratorios de personas de nacionalidad rusa con pasaportes uruguayos, mediante pedidos efectuados a Interpol, y saber si alguno de ellos tiene pedido de captura internacional.

Para que se pudiera realizar ese trabajo, la Fiscalía entregó copias de pasaportes uruguayos otorgados a ciudadanos rusos en forma apócrifa por la organización integrada por el excustodio presidencial, Astesiano.

Además, la Fiscalía pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores que realizara un análisis de todos los pasaportes uruguayos suministrados por la embajada o el consulado uruguayo en Moscú entre 2014 y 2022 (ver nota aparte).

En forma paralela, un oficio de la Dirección Nacional de Inteligencia Policial, enviado el martes 18 a Policía Científica, señala que, por orden de la Fiscalía, se envía a esa unidad una computadora de Astesiano para la extracción “en forma urgente” de archivos, fotos, PDF y documentos que tengan relación con la falsificación de partidas de nacimiento para la obtención de pasaportes por parte de ciudadanos extranjeros.

Además de la torre de una computadora marca Lenovo utilizada por Astesiano en la Torre Ejecutiva, Inteligencia envió a Policía Científica, un pendrive que también pertenecía al exencargado de la custodia presidencial.

La investigación

La fiscal Fossati, con el auxilio de investigadores de Inteligencia, ya logró obtener un cúmulo de información cercana a un tera, equivalentes a 1.000 GB.

Uno de los puntos claves de la investigación fue la colaboración del escribano Álvaro F., quien entregó su celular sin borrar mensajes. En cambio Astesiano sí eliminó información, aunque esta luego fue recuperada por Policía Científica.

Otros involucrados tampoco borraron mensajes, lo que permitió a la Fiscalía armar el entramado de una red de falsificadores de documentos que tenía una “pata” en Uruguay y otra en Rusia.

Por el momento ya fueron formalizados el propio Astesiano, el escribano y el ruso Alexey S. por los delitos de suposición de estado civil y asociación para delinquir. Los tres enfrentarán prisión preventiva hasta el 15 de marzo de 2023.

El viernes 14, la pareja del escribano, Patricia M., fue formalizada por los delitos de suposición de estado civil en calidad de coautora con un delito de asociación para delinquir en calidad de autora. Enfrentará una prisión preventiva hasta el 15 de febrero de 2023.

Policía Científica pericia computadora de Astesiano usada en Torre Ejecutiva.

Otros dos ciudadanos rusos fueron formalizados por los delitos de suposición de estado civil pero no se determinó que vayan a prisión preventiva. Estos fueron detectados por funcionarios de Identificación Civil cuando trataban de obtener la ciudadanía uruguaya con partidas de nacimiento apócrifas. Presentaron documentos donde figuraban padres naturales uruguayos ya fallecidos. Cuando investigadores de Inteligencia llamaron a familiares de los supuestos padres, supieron que estos jamás habían viajado a Rusia. La mayoría de las falsificaciones de partidas de nacimientos rusas se realizó mediante esta metodología.

La Policía cree que Astesiano, aprovechando que tenía acceso desde su computadora en la Torre Ejecutiva a todas las bases de datos del Estado, obtenía los nombres de esas personas. Así lo dijo a El País una alta fuente policial.

“Nosotros veíamos los ingresos en nuestras computadoras. Veíamos que estos eran realizados desde Presidencia de la República, entonces nos despreocupábamos. Nunca sospechamos nada ilícito”, agregó la fuente.

Pasaportes a la carta

En una de las audiencias, la fiscal Fossati dijo al juez que: “Luego de un trabajo de dos años, se pudo identificar al escribano y al ruso Alexey como partícipes de una actividad de gestión y obtención de documentación para adulterar documentación extranjera en la que mediante diversos mecanismos identificaban a ciudadanos uruguayos generalmente fallecidos”. Y agregó: “Según declaró el escribano Álvaro F. operaciones similares se realizaron en el consulado de Uruguay en Rusia”.

La fiscal Fossati recordó al magistrado que Astesiano “ofrecía contactos -todavía no se tiene la certeza si eran reales o simulados- con funcionarios ubicados en puestos estratégicos en el Ministerio del Interior y en Cancillería”. Por ejemplo, dijo Fossati, se pudo obtener un mensaje emitido por Astesiano el 18 de noviembre de 2021 al escribano Álvaro F. por WhatsApp que decía: “Lo concreto es que hay que llamar al director del Ministerio del Interior que es amigo para que le pase fecha. Pero hay que entrarle con la carpeta (de solicitud de nacionalidad uruguaya en base a una partida de nacimiento rusa falsa)”.

Astesiano, escribano y ruso estarán en prisión preventiva hasta marzo de 2023.

La fiscal leyó un segundo mensaje de Astesiano en la audiencia: “Yo no puedo trasmitirle nada porque se nos baja (el contacto se pierde). No, le importa un huevo la plata, ¿entendés?”.

Fossati también hizo público un tercer mensaje de Astesiano al escribano: “Yo tengo que esperar que me llamen para decirte algo a vos. Si me dicen algo, vamos por Cancillería. (Ahí) van a hacer todo eso (los documentos de ciudadanía uruguaya) por vía diplomática. Así nomás te digo. Ahora si me dice algo (el contacto en una repartición policial), le digo ‘mirá no queremos nada y ya está’. (...) Tengo una presión bárbara y vos andás con unas complicaciones familiares y la verdad ya no aguanto ni dos días más. Así no”.

A estos mismos mensajes también pudo acceder El País.

Incautación

La fiscal señaló en el Juzgado que los integrantes de la organización de falsificadores de documentos llegaron a reunirse en el cuarto piso de la Torre Ejecutiva, en la oficina de Astesiano. “Hablaron de dinero”, explicó Fossati al juez.

Días después de la audiencia, Fossati inspeccionó la oficina de Astesiano, la que había sido lacrada por orden de Presidencia de la República.

La fiscal y un equipo de investigadores policiales arribaron a la exoficina de Astesiano y retiraron documentos y equipos informáticos que pertenecieron al excustodio presidencial.

El viernes 21, en otra audiencia judicial, Fossati dijo que investigaba a dos jerarcas policiales por sus vínculos con Astesiano. Ambos son policías, aclaró luego en rueda de prensa y dijo que fueron imputados y citados a la Fiscalía. “Se les dieron todas las garantías en su calidad de imputados, han preferido no declarar y por ello se están pidiendo diligencias adicionales y se pidieron informes al Ministerio del Interior”, dijo.

Según supo El País, la fiscal investiga a otros cuatro funcionarios policiales por haber tenido contactos con Astesiano. Indaga eventuales delitos de tráfico de influencias, según dejó entrever Fossati en el Juzgado Penal.

Investigan ciudadanías uruguayas dadas por un cónsul en Rusia

La fiscal de Flagrancia de 12° Turno, Gabriela Fossati, envió un oficio a la Cancillería solicitando información sobre el otorgamiento de la ciudadanía uruguaya a rusos desde 2014 hasta 2022.

En el documento, Fossati pidió a la Cancillería que le enviara un listado de los trámites para la obtención de pasaportes y cédulas de identidad en que intervino el cónsul uruguayo durante su desempeño como funcionario en la embajada en la Federación Rusa. Dichos trámites involucran a ciudadanos rusos que se ampararon en dos leyes que habilitan a obtener la ciudadanía a los hijos y nietos de uruguayos.

La Cancillería respondió enviando una planilla elaborada por la Dirección General de Asuntos Consulares y Vinculación con la lista de ciudadanos rusos que se presentaron a tramitar pasaportes, al amparo de dichas normas en la sección consular de la Embajada de Uruguay en la Federación Rusa, siendo el encargado de la misma dicho cónsul.

En la respuesta de Cancillería, dice la nota, se señala que hubo 32 ciudadanías uruguayas otorgadas a rusos en un período que va desde 2014 a 2022.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, ante otro de los cuestionamientos de Fossati, respondió que los ciudadanos rusos que se presentaron a tramitar pasaportes uruguayos desde 2014 a la fecha fueron 181 en total. Respecto al trámite de pasaportes para ciudadanos rusos, en Rusia se tramitaron 174, mientras que siete se oficiaron en Austria (3), en México (2), en Chile (1) y en Palestina (1), informó la cartera.

Temas relacionados

Alejandro Astesiano