Publicidad

Comisión especial confirmó rebaja en patente de rodados

| Wilson Elso Goñi dijo que la solución es "buena" y que no se va a "hipotecar" las finanzas de las comunas

Una comisión especial, reunida en Rincón del Bonete (Tacuarembó), llegó a un preacuerdo para realizar una rebaja en la patente de rodados, a partir del 1º de enero de 2004. La resolución está sujeta a aprobación del Congreso Nacional de Intendentes (CNI), que sesionará hoy en Durazno.

Fuentes vinculadas a las intendencias sostuvieron que la solución acordada pasa por no aplicar el Indice de Precios al Consumo (IPC), que llegó a 10,7% entre noviembre de 2002 y octubre de 2003. La rebaja que aparecería en la factura del contribuyente, según estas fuentes, sería de entre 6 y 10%, pero —al no aplicarse IPC— el descenso real quedaría entre 16 y 20%.

Sin embargo, el intendente interino de Montevideo Adolfo Pérez Piera dijo a El País que la rebaja sería del 15% más menos 5% para todos los vehículos, y que el IPC ya está incluido en este cálculo.

El intendente de Treinta y Tres, Wilson Elso Goñi, comentó en tanto, que la solución lograda "es buena" y que no se "hipotecarán" las finanzas de las intendencias, a pesar de la reducción en el precio. "Aplicaremos estrictamente lo que determina el convenio de Paso Severino", agregó el presidente del congreso.

La comisión, designada el jueves pasado en la última sesión del CNI en Montevideo, se reunió el martes por la noche en Tacuarembó. Allí participaron Elso Goñi y los intendentes de Durazno Carmelo Vidalín, de Tacuarembó Eber da Rosa, de Artigas Carlos Signorelli, y el director de recursos financieros de la Intendencia de Montevideo Alfredo Asti en lugar de Mariano Arana, de gira en España.

DECISIVO. El Congreso sesionará hoy a partir de las 9 de la mañana en un sitio a definir en Durazno, donde se espera que sea aprobada la mencionada propuesta, y así dar por terminado el tema de la rebaja de la patente, que lleva ya más de una semana de idas y vueltas.

El lunes de la semana pasada la Comisión Intermunicipal de Aforos había concluido que el descenso en los aforos de los automóviles rondaba el 31% y, por tanto, la rebaja en la patente promediaría el 20%, al aplicarle el IPC.

Sin embargo, los intendentes constataron el jueves en Montevideo que la rebaja no sería igual para todos los vehículos, y que en algunos casos puntuales la patente se mantendría en los mismos valores e incluso subiría.

Eso fue lo que llevó a establecer un cuarto intermedio hasta hoy, con el objetivo de lograr un acuerdo que permita rebajar la patente de todos los modelos y marcas.

El intendente maragato, Juan Chiruchi, fue uno de los pocos que mantuvo una posición distinta en el encuentro de Montevideo, al sostener que la única opción es aplicar sin matices ni cambios lo acordado en Paso Severino el 24 de noviembre de 1995.

El convenio que se firmó en esa fecha entre todas las intendencias, salvo Flores (que aún hoy se mantiene por fuera del sistema único), significó el final de la "guerra de patentes".

En aquella oportunidad se acordó que se aplicaría la tasa de aforos (que marca el valor real de los vehículos) en dólares y luego el IPC o el Indice Medio de Salarios (IMS), dependiendo de las normas vigentes en cada intendencia.

Dilema por las juntas

La solución lograda por la comisión especial no debe pasar por cada junta departamental para ser aplicada, dijo a El País Wilson Elso Goñi, intendente de Treinta y Tres y presidente del congreso.

Sin embargo, el intendente de San José, Juan Chiruchi, expresó que cualquier cambio en la norma presupuestal existente —como no aplicar el IPC— debe pasar por cada junta. "La única posibilidad de que las juntas no tengan que aprobar nada es aplicar a rajatabla el convenio de Paso Severino", acotó Chiruchi.