Publicidad

Salud Eme

SALUD LA NACION/ GDA Severine Sabia, investigadora del Instituto de Epidemiología y Salud de la UCL y autora principal del estudio, advierte de que “la multimorbilidad va en aumento en los países de renta alta y más de la mitad de los adultos mayores padecen al menos dos enfermedades crónicas, lo que está suponiendo un gran reto para la salud pública, ya que la multimorbilidad se asocia a un elevado uso de los servicios sanitarios, hospitalizaciones y discapacidad”. “A medida que las personas envejecen, sus hábitos de sueño y su estructura cambian, pero es importante dormir entre 7 y 8 horas por noche”, advierte. Para garantizar un mejor sueño nocturno, el estudio aconseja promover una buena higiene del sueño, como asegurarse de que el dormitorio esté tranquilo, oscuro y con una temperatura agradable antes de dormir. También aconsejan evitar los dispositivos electrónicos y las comidas abudantes antes de acostarse. En paralelo, la actividad física y la exposición a la luz durante el día también podrían favorecer un buen sueño. Como parte del estudio, los investigadores también evaluaron si dormir nueve horas o más afectaba a la salud, pero no hallaron asociaciones claras. Sin embargo, si a un participante ya se le había diagnosticado una enfermedad crónica, la larga duración del sueño se asociaba con un riesgo aproximadamente un 35% mayor de desarrollar otra enfermedad. Los investigadores creen que esto podría deberse a las condiciones de salud subyacentes que afectan al sueño. “Dormir lo suficiente permite al cuerpo descansar. Hay muchas otras formas en las que un sueño deficiente puede aumentar el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular, como el aumento de la inflamación y de la presión arterial”, explica Jo Whitmor, enfermera especializada en cardiología de la Fundación Británica del Corazón. “Esta investigación se suma a un conjunto cada vez mayor de estudios que ponen de relieve la importancia de dormir bien”, concluye. RELACIONADAS ¿Qué hacer para estimular el cerebro si hay predisposición genética a padecer Alzheimer? "Ahora": diez consejos y claves para gozar de una buena salud mental Cuántas horas de sueño por día se necesitan para estar sano dependiendo de la edad ¿Cuáles son las causas de las ojeras? ¿Pueden evitarse? ¿Cómo combatir su aparición? Dormir poco hace que las personas sean menos generosas, revela estudio
SALUD el tiempo/ gda Poco más de la mitad de las muertes que se producen en Latinoamérica se deben a enfermedades no transmisibles, y de ese total, el 27 % son por cáncer, detallaron especialistas. De acuerdo con Alexandra Guarín, oncóloga y especialista en cáncer de mama, las enfermedades no transmisibles, que agrupan las enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer, principalmente, son responsables del 52 % de las muertes en la región. “Pero el 27 % de esa población muere debido a neoplasias malignas, es decir, cáncer”, apuntó la experta durante el seminario de medios “El futuro de la ciencia”. La especialista dijo además que la principal preocupación de los expertos es que las personas mueren cada vez a edades más jóvenes debido al cáncer. “Siguen estando en edad productiva, de hecho, se estima que 30 % de los pacientes que fallecen por cáncer son menores de 60 años”, detalló. De acuerdo con cifras de Globocan, anualmente a nivel mundial más de 18 millones de personas son diagnosticadas con algún tipo de cáncer, y poco más de 10 millones mueren debido a esta causa, especialmente porque son diagnosticados de manera tardía. “Es difícil que se pueda tener injerencia en la incidencia y la mortalidad si los diagnósticos siguen siendo tardíos”, precisó Guarín. Pero la detección tardía no solo incide en la mortalidad, sino también, apuntó la experta, en los costos de tratamientos, en la calidad de vida y la capacidad laboral de las personas que padecen cáncer y sus familias. La oncóloga explicó que el diagnóstico oportuno es de suma importancia para la sobrevivencia de los pacientes. Tan solo en cáncer de mama, dijo, cuando la paciente es diagnosticada tempranamente, su probabilidad de que esté viva a cinco años de la detección es del 95 %, pero cuando se detectan en etapas tardías está probabilidad se reduce a 20 %. No obstante, lamentó que en la región las personas sigan llegando tarde al diagnóstico, principalmente por la falta de información y por la falta de acceso a tamizajes y consulta. “En los países de Latinoamérica, aunque ya se ha avanzado en mejorar la detección, la paciente sigue demorando mucho tiempo para llegar al diagnóstico, por lo que su pronóstico cambia radicalmente”, señaló. En ese sentido, Fernando Petracci, médico oncólogo y especialista del Instituto Alexandes Fleming de Argentina, dijo que en la región una de las principales barreras es la fragmentación de los sistemas. Explicó que mientras un paciente que cuenta con un sistema privado de salud puede llegar al diagnóstico y empezar el tratamiento en 30 días, quienes cuentan con seguridad social pública necesitan meses para ser detectadas. “Además, en un sistema privado en su mayoría se detectan en etapa 1, mientras que en el público se diagnostica en estadíos 3 o 4, cuando ya hay metástasis a otros órganos”, apuntó Petracci. Ambos expertos resaltaron la importancia de la detección oportuna para los sistemas de salud, pues sin duda los costos del diagnóstico temprano son mucho menores, además de que dan una mayor esperanza de vida a los pacientes. RELACIONADAS Según OMS, jóvenes necesitan solo una dosis de vacuna para el cáncer del cuello uterino Mamografía y autoexamen: las dos herramientas claves para detectar el cáncer de mama Diagnóstico temprano del HPV ayuda a evitar el cáncer del cuello de útero Cáncer de pulmón: se detectará en forma precoz Cáncer de cuello de útero se reduce hasta en 87% en vacunadas contra el virus del papiloma humano
SALUD EL TIEMPO/ GDA La ansiedad es una de las principales causas de ausentismo laboral en todo el planeta, y al menos 1/3 de la población mundial se verá afectada a /lo largo de su vida, incluidos los niños y adolescentes. Según el Sistema de Salud Pública (NHS) de Reino Unido, es una reacción natural en el cuerpo humano a menudo vinculada a lo que se llama "pelear o huir" (fight or flight), que es una especie de instinto de conservación de un animal rodeado por depredadores en la naturaleza. La ansiedad y pánico interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar, son desproporcionados en comparación con el peligro real y pueden durar un largo tiempo. Con el propósito de prevenir estos sentimientos, puede suceder que evites ciertos lugares o situaciones. Los síntomas pueden empezar en la infancia o la adolescencia y continuar hasta la edad adulta. Según la Clínica Mayo, un paciente con ansiedad debe recurrir al médico para obtener un tratamiento adecuado si:
SALUD EL COMERCIO/GDA El Alzheimer es una de las enfermedades degenerativas más dolorosas para el paciente y su familia. La pérdida de memoria de quienes lo padecen, en su mayoría adultos mayores, produce pérdida del espacio y tiempo. “Las personas afectadas por Alzheimer pueden tornarse apáticos y planos en su afecto, ya que la enfermedad presenta, principalmente, pérdida de memoria y otras habilidades cognitivas. Se pierde paulatinamente la orientación en persona, tiempo y espacio y la coherencia al mantener una conversación”, explicó César Manrique Tapia, psicólogo del Equipo Técnico de Investigación y responsable de los laboratorios de Psicología de la Universidad César Vallejo. Si bien la enfermedad no tiene cura, existen mecanismos para estimular el cerebro frente a una posible pérdida de memoria. Según Tapia, estas recomendaciones deberían ser aplicadas por todos y con mayor razón por quienes presentan una predisposición genética de la enfermedad: